Cómo cuidar la ropa blanca

 

Las prendas blancas son siempre las que duran menos tiempo limpias y, por lo tanto, más debemos lavar. Así mismo, la ropa blanca suele ser la que antes pierde su color original, adquiriendo un tono amarillento. Es por esto que deberás prestar un cuidado especial a estas prendas de ropa, así como a tus sábanas, toallas, manteles, etc. de color blanco. En este artículo te ofrecemos algunos consejos sobre cómo cuidar la ropa blanca.

 

Instrucciones

 

Lo primero que deberás tener en cuenta a la hora de lavar tu ropa blanca será la necesidad de separarla del resto de prendas de ropa, para evitar así que puedan transferirse los colores y las prendas blancas adquieran otro color.

 

Asimismo, a la hora de hacer la colada, deberás seleccionar las prendas delicadas para lavarlas a mano y así no estropearlas.

 

También deberemos procurar usar únicamente la cantidad necesaria de detergente, puesto que abusar de este no dejará la ropa más limpia y blanca, sino que puede generar el efecto contrario

 

Aunque en muchas veces se crea que la lejía o cloro es el mejor remedio para blanquear las prendas de este color, lo cierto es que no es así, sino que podemos llegar a deteriorarlas. De esta forma, a no ser que los símbolos de la etiqueta de la prenda lo permitan, no deberemos usar lejía para lavar ropa blanca.

 

Lo cierto es que existen en el mercado productos específicos para el blanqueamiento de la ropa y conservar así el color blanco de nuestras prendas. Es necesario seguir las instrucciones de los fabricantes de estos blanqueantes para su uso correcto.

 

Autor: www.productosdelimpieza.com.mx