¿Cómo limpiar el aluminio?

La carpintería de aluminio se mantiene normalmente lavándola con agua jabonosa con un chorro de amoniaco. Si estuviera muy sucia se utiliza un estropajo de nylon, procure no utilizarlo metálico ni tampoco productos abrasivos como la lejía porque podrían arañarse.

Si aplicamos en un paño alcohol de quemar dejaremos el aluminio brillante.   ATENCIÓN, se trata de un material frágil que se araña fácilmente, por lo que siempre hay que revisar que tanto el paño, estropajo o trapo que utilicemos como la sustancia limpiadora no tenga partículas duras o sólidas que no se disuelvan y puedan rayar o deteriorar el aluminio.

Autor: www.productosdelimpieza.com.mx