¿Cómo limpiar el cromo?

Los cromados son muy delicados, por ello para limpiarlos no se deben utilizar productos abrasivos ni instrumentos que puedan arañarlos o levantar el baño.   Para lavarlos, utilizaremos una bayeta o una esponja húmeda y sacaremos brillo con un trapo seco.   Una solución para sacar brillo a los materiales cromados es fabricar una pasta con ceniza o harina y agua, se extiende sobre la pieza y se deja secar, después frotaremos con un paño seco para eliminar la pasta y sacar brillo.

Otra fórmula para dejar brillantes los utensilios cromados es frotarlos con un trapo mojado en vinagre de manzana.

Autor: www.productosdelimpieza.com.mx