Cómo limpiar ollas de aluminio

 

El aluminio es un material que pierde su brillo natural a medida que pasa el tiempo y adquiere un aspecto desagradable. Esto puede verse a la perfección en las ollas y cacerolas de este material, debido a su uso continuado. Pero el hecho de adquirir esta apariencia no significa que debamos deshacernos de estos utensilios de cocina, sino que bastará con llevar a cabo una limpieza a fondo para intentar que vuelvan a su apariencia inicial. Si no sabes cuál es la mejor forma de hacerlo, no te pierdas este artículo de www.productosdelimpieza.com.mx

sobre cómo limpiar ollas de aluminio.

 

Instrucciones

 

En primer lugar, limpia bien la olla de aluminio para eliminar cualquier resto de suciedad que pueda tener.

 

Seca bien a fondo, con la ayuda de un trapo o paño seco.

 

Mezcla una cucharada de vinagre o zumo de limón con un litro de agua. Prepara la mezcla necesaria para llenar la olla.

 

Pon la olla a fuego medio hasta que el agua empiece a hervir.

 

En caso de que quieras limpiar también otros objetos de aluminio, puedes ponerlos dentro de la cacerola.

 

Deja hervir el agua durante 10 minutos o hasta que se vaya la decoloración.

 

Cuando la olla esté limpia y fría, frotadla por dentro con bicarbonato y un estropajo de acero inoxidable. Debes hacerlo en forma de vaivén y suavemente porque, de lo contrario, rallaras la cazuela.

 

Para acabar, deberas limpiar la parte exterior de la olla con un limpiador no abrasivo o un producto para abrillantar la plata.

utensilios.

 

Consejos

 

Limpia tus ollas a conciencia para evitar que adquieran mal aspecto.

 

 

Autor: www.productosdelimpieza.com.mx