Cómo clasificar la ropa para lavar

 

Es probable que alguna vez hayas experimentado un accidente con tu ropa por un descuido en el lavado y es que basta que se cuele una prenda de color que destiña para que el resto de la colada quede marcada por siempre con la huella de este episodio. Por eso queremos compartir contigo un artículo básico pero útil acerca de cómo clasificar la ropa para lavar y así evitar que tus prendas se tiñan o deterioren.

 

Instrucciones

 

 

Para comenzar clasifica la ropa para lavar separándola por colores: las prendas blancas o de tonos claros por un lado y las negras u oscuras (azul marino, gris) por otro. Es importante seguir este paso pues además de conservar tus prendas blancas en mejor estado podrás regular la temperatura del agua y evitar que alguna pieza destiña y dañe el resto

 

Nunca metas en la lavadora una prenda de color nueva que no se haya lavado antes pues hay gran probabilidad de que la misma destiña. Siempre es conveniente lavar esta ropa a mano y separada del resto, si observas que destiñe demasiado repite el proceso cuantas veces sea necesario hasta que deje de hacerlo.

 

Cuando tienes una prenda nueva que al lavar a mano notas que destiñe aplica el truco de las abuelas: déjala remojando en agua fría con un poco de sal, algunas personas aseguran que funciona en todo caso puedes intentarlo

 

Es conveniente también clasificar la ropa para lavar según la suciedad: separa las prendas sucias del día a día de aquellas que tienen manchas importantes. Estas últimas probablemente deberás dejarlas remojando unas horas en agua caliente con algún detergente quitamanchas para ablandar la suciedad y hacer que la lavadora sea más afectiva

 

Otro detalle importante a tomar en cuenta es nunca lavar las prendas delicadas junto a las de uso diario pues son dos ciclos de lavado diferentes. Si se trata apenas de un vestido o dos prendas delicadas entonces lo mejor es llevarlas a la tintorería, si son muchas separa las coladas

 

Al clasificar la ropa para lavar voltea al revés aquellas prendas que deseas cuidar más, por ejemplo los vaqueros, una sudadera e incluso las prendas delicadas con el fin de proteger la capa exterior del roce de la lavadora

 

También recuerda usar un saco para lavar las prendas más delicadas de lencería, los trajes de baño o la ropa en material elástico o lycra de este modo te durará por más tiempo

 

 

 

Autor: www.productosdelimpieza.com.mx