Cómo hacer una limpieza a fondo del baño

 

El baño es uno de los sitios de nuestro hogar que se utiliza varias veces al día y por distintas personas. Por eso es importante mantenerlo limpio y bien aromatizado. Limpiar el baño no tiene que ser una tarea pesada, sigue leyendo y verás que limpiar el baño de tu casa te resultará una tarea fácil y rápida.

Preparación

 

Lo primero que tienes que hacer es sacar todas las cosas que tengas en el baño como pueden ser las prendas de vestir, toallas u otras cosas que estén en el suelo. Después tienes que barrer y aspirar el piso para quitar el polvo y los posibles cabellos que puedan haber en él. Finalmente compra un producto anti-sarro apropiado para tus grifos, para saber si se trata de un producto adecuado y que no dañe los grifos tienes que probarlo en un lugar que no sea visible y así verás si se dañan o no los grifos. El producto anti-sarro puedes hecharlo en cualquier material que esté hecho de acero inoxidable y dejándolo actuar durante un par de minutos.

 

El inodoro

 

Tienes que colocar el cepillo del inodoro dentro de la taza del baño (en el agujero) y a continuación tienes que verter un desinfectante o blanqueador en la taza del inodoro. Después empapa un paño con desinfectante y limpia el exterior de la taza.

 

El lavabo

 

Mediante el blanqueador tienes que limpiar el área del lavabo, rociándo con especial atención las áreas dónde haya residuos de jabón y pasta de dientes, y dejándolo actuar durante un par de minutos. A continuación tienes que enjuagar con una esponja las distintas áreas del lavabo. Puedes ayudarte con un cepillo de dientes para quitar las zonas en las que se acumulan los residuos.

 

La bañera

 

Compra un producto de limpieza adecuado para las paredes y el cabezal de la

bañera o ducha y rocía las distintas partes de la regadera, dejándolo actuar un par de minutos. Pasado el tiempo de reposo, tienes que rociar spray de limpieza hecho para deshacer los residuos de jabón de las bañeras que no se limpian desde hace tiempo. Finalmente tienes que enjuargar bien las paredes, la regadera y los grifos con agua caliente y a continuación secarlo con una gamuza.

 

La cortina de la regadera

 

Para lavar la cortina de la regadera puedes utilizar el blanqueador o desinfectante que utilizes para el resto del lavabo. Para ello tienes que preparar una solución de 2/3 de agua y 1/3 de blanqueador y rociar la cortina. Tienes que dejar actuar dicha solución durante unos minutos y a continuación debes de enjuagarla con agua caliente.

 

Las paredes, las ventanas y el techo.

 

Si tienes moho alguna parte de tu lavabo: en el techo o las paredes, tienes que aplicar un spray de solución de lejía y agua y dejarlo actuar durante un par de minutos. Mientras actua esta solución en el moho, puedes limpiar las ventanas por fuera y por dentro. Después puedes limpiar el techo y las paredes para sacar la suciedad y el posible moho que pueda haber. Finalmente tienes que enjuagar una gamuza y secar el techo y las paredes.

 

El suelo

 

La última cosa para limpiar a fondo tu lavabo es el suelo. Tienes que hacer una solución de agua y jabón blanqueador y ya puedes fregar el suelo. Recuerda que tienes que empezar por el punto más alejado de la puerta e ir avanzando hacia la salida del lavabo.

 

Una vez esté seco el suelo, puedes colocar todos los objetos que habías sacado del lavabo para limpiarlo.

 

 

Autor: www.productosdelimpieza.com.mx