¿Cómo limpiar las placas de la cocina?

Procure limpiar la cocina cada vez que la utilice, si tiene a mano una esponja o una bayeta húmeda podrá ir limpiándola mientras cocina.   Periódicamente se debe hacer una limpieza en profundidad, quite las partes desmontables (quemadores y aros de metal) y lávelos con agua caliente con detergente. Para la superficie utilice detergentes cremosos para evitar los arañazos.

Puede mantener los quemadores limpios frotándolos con un cepillo o un estropajo de alambre.   La limpieza de las cocinas vitrocerámicas conlleva menos esfuerzo, la suciedad ligera que no se ha pegado se limpia fácilmente con un paño húmedo, la suciedad ya adherida debe limpiarse con productos específicos para vitrocerámicas que desengrasan y abrillantan sin rayar.

Autor: www.productosdelimpieza.com.mx