Cómo organizar y planificar la limpieza de la casa sin ayuda especializada

Para la limpieza de la casa es necesario organizarse, es decir tener un plan de acción, esto permitirá ahorrar tiempo y obtener excelentes resultados. 

No es conveniente limpiar todo a la vez, por ejemplo si la casa tiene varios pisos, planificaremos la limpieza por pisos, comenzando por el más alto hasta llegar al sótano.

No se exija más de lo que puede conseguir ni intente realizar la limpieza en un solo día si su casa es grande o está muy sucia o degradada. Solo logrará quedar agotada y posiblemente no pueda terminar el trabajo.

A pesar que cada cual tiene su forma de hacer las cosas, muchas veces nos complicamos en vez de simplificarlas. No existen las formulas mágicas, pero si mentalmente tiene un idea de que y hasta donde llegará hoy y cómo realizará el trabajo, la tarea será mas amena y reconfortante; si se descuida puede ser revitalizante.

Ponga música con ritmo o su radio favorita, eso le dará marcha y lograra distraer la atención en todo lo que le queda por hacer. 

Si la casa es grande, no se sienta autosuficiente, pida ayuda a los miembros de su familia.

Asigne tareas a cada uno de sus hijos, como hacer la cama, recoger la ropa sucia, sacar la basura, sacar el polvo a los muebles del salón, etc. Tareas sencillas donde aprendan que el trabajo de la casa debe ser compartido por todos.

Dejar participar en la planificación de las tareas de limpieza puede despertar un verdadero interés: las pautas a seguir son determinar cuales son las tareas a realizar, en que momento del día o de la semana se realizaran y cómo se distribuyen las tareas. 
Se sorprenderá como los niños pequeños disfrutan colaborando, se sienten útiles y fomenta la responsabilidad. Tendrá que adaptarse a esta nueva rutina, la ayuda implicará enseñar a limpiar, con su consiguiente perdida de tiempo, también debe tener presente que no limpiaran como lo haría usted. Pero la intenión es lo que cuenta, o usted es de las que si no lo hace usted prefiere que no lo haga nadie.

Un buen truco es colocar en la nevera un esquema donde se anotan las tareas realizadas y al cumplir la semana se evalúa y se gratifica con una salida en familia u otra compensación. Por ejemplo: DIA: lunes, TAREA: Poner la vajilla en el lavavajillas; TAREA ASIGNADA A: María; CUANDO: después de cada comida, etc.

Autor: www.productosdelimpieza.com.mx