Limpieza de radiadores

Es muy importante limpiar a fondo los radiadores antes de encenderlos o de lo contrario, pueden desprender mal olor. Lo primero que debes hacer es proteger muy bien la pared, con papel de aluminio o con un plástico, y el suelo con papel de periódico. Después, elimina a fondo el polvo con ayuda de un aspirador.

Para los recovecos utiliza la boquilla más estrecha de modo que puedas acceder a todos los rincones. Para las manchas prepara una solución de agua, detergente y amoníaco y pulveriza con ella toda la superficie. A la hora de aclararlo utiliza también un pulverizador con agua. Una vez terminada la limpieza pasa un paño seco de algodón y elimina la humedad del interior con un secador de pelo.

Autor: www.productosdelimpieza.com.mx