Trucos de limpieza de objetos u utensilios del hogar

Muchas veces existen trucos sencillos, accesibles sin necesidad de utilizar productos o tratamientos sofisticados, que dan un magnífico resultado para eliminar esas manchas tan difíciles.

Vasos y cristalería sin arañazos ni rayas
 Desde que se invento el lavavajillas toda la cristalería reluce con un brillo inusitado. Hay que verificar el nivel del abrillantador e incorporar medio limón para evitar que se les adhiera la grasa. Para retirar del lavavajillas debe esperar que se enfríen porque los cambios de temperatura los empaña. 

Para lavar a mano existen algunos trucos. Los lavavajillas sintéticos son ideales, aclarar con el agua bién caliente y apoye sobre un trapo limpio y seco. Deje que escurra el agua y luego secar con un paño de lino. Las copas se deben guardar boca abajo para evitar que tomen mal olor y se llenen de polvo.

Para que los vasos queden brillantes y sin rayas, añada un poco de vinagre al agua de enjuague. Si los vasos tienen manchas ocasionadas por el agua, frótelos con una fibra (que no sea de metal) remojada en vinagre.

Cazuelas y sartenes
 La limpieza de las sartenes es algo particular porque no hay consenso en la forma de cuidarlas o limpiarlas. Algunos solo retiran con una rasqueta las incrustaciones y con un trozo de papel de cocina la untan con aceite de cocina. Otros proceden de la forma tradicional, fregando con una esponja suave que no raye con un poco de lavavajillas y agua.

Las sartenes de aluminio quedan estupendas frotándolas con alcohol de quemar y luego untar con aceite. Si se ponen oscuras, hervir agua con pieles de patatas y luego poner a hervir agua limpia para quede perfecta.

Las sartenes de hierro si se ponen oscuras o se han quemado bastara con dejarlas en remojo con agua caliente y unas gotas de lejía. Para que no se oxiden hay que secarlas inmediatamente después de lavarlas. Cuando ha aparecido oxido, puede o bien reemplazarla por una nueva o frotar con algún limpiador en crema hasta que el oxido desaparezca y luego untar con aceite.

Las sartenes de teflón: El material más delicado, para sacar o mover alimentos se debe utilizar utensilios de madera y así no rallar la sarten. Su limpieza debe ser con una esponja blanda con lavavajillas y unas gotas de limón

Las sartenes con comida quemadaPara limpiar comida quemada en cazuelas, ollas y sartenes, moje la parte quemada, añada sal y deje reposar por 10 minutos. Después fróte suavementee con estropajo o fibra y por último lave con agua y jabón.

Ollas de aluminio
: Para limpiar el interior de una olla de aluminio que se ha ennegrecido, ponga a hervir en ella agua, llena un poco más de la mitad y cáscaras de tomate, el ácido que sueltan hará que el recipiente recupere su brillo original. 
Otro truco que puede utilizar para las cazuelas de aluminio o acero inoxidable es abrillantarlas hirviendo agua con limón o manzanas. 
Los lavavajillas dejan estos materiales opacos y muchas veces con marcas muy difíciles de quitar. Bastara que le pase un estropajo suave especial para acero o teflón con agua y lavavajillas, luego aclarar y secar bien con papel de cocina para que no queden manchas. 
Para sacar incrustaciones utilizar un estropajo de alambre y detergente en polvo, pero frotando muy suavemente. 
Si ha hervido alcachofas posiblemente su cazuela ha quedado negra, la solución es hervir agua con vinagre blanco.

Limpiar la olla a presión 
Cuando compre una olla a presión antes de usarla deberá lavar muy bien todas las piezas con agua caliente, aclarar y secar. La junta de goma se unta con un poco de aceite de cocina para abrir y cerrar la olla con facilidad.

Importante: nunca lavar la tapa y la junta de goma en el lavavajillas; ni limpiar la goma con lavavajillas. No guardar la olla cerrada, toma mal olor y puede hacer hongos.

La limpieza más delicada esta en la válvula de seguridad de la olla. La válvula esta compuesta por la chimenea que es fija y la pesa que puede desmontarse. Para su limpieza primero desenroscar la tuerca y arandela que las sujetan; presionar sobre el tornillo y soltar el protector de la pesa. Limpiar la chimenea. Luego coger la pesa y separar los enganches que sujetan la caperuza, limpiar todo y al volver a armar verificando que la pesa este en posición correcta.

En la limpieza de la tapa de la olla a presión, no introducir la tapa en agua porque puede afectar al manómetro y atascar la válvula. Con un trapo jabonoso bastara, luego se aclara y se seca. Para el resto de la olla utilice un trapo con lavavajillas y frote, aclare y seque.

Cubos de basura sucios
Para desinfectar los cubos de basura lávelos con una solución de ½ taza de amoniaco en 4 litros de agua. Ya secos y para evitar que se les forme moho y bacterias, espolvoree ¼ de taza de bórax en cada bote.

Escobas limpias 
Limpie las escobas y los cepillos sintéticos metiéndolos durante un rato en una cubeta o cubo lleno de agua a la cual habrá añadido previamente una cucharada sopera de amoniaco. Enjuaguelos muy bien con agua limpia y espere a que se sequen por completo antes de volver a utilizarlos.

Limpieza de la cubertería y vajilla
 La limpieza de los cubiertos dependerá del material de los mismos.

Los cubiertos con mango de madera: Son ideales para comer carne, especialmente cuando se hace asada en la barbacoa. Los cubiertos de madera toman el olor de la comida, reservarlos para las mismas ocasiones. No lavar en el lavavajillas, lavar con agua bien caliente jabonosa para retirar la grasa , aclarar y secar inmediatamente. Si están muy sucios el amoniaco funciona muy bien.

Los cubiertos de plata: Poco se ven, pero mucha gente los prefiere a los de acero inoxidable o bien han estado en la familia de generación en generación. La mejor forma de limpiarlos es utilizar un paño impregnado con alcohol, secarlos y guardarlos. 
Alternativamente puede usar éste método: lávelos en dos litros de agua en los que haya puesto dos cucharadas grandes de bicarbonato de sodio. Luego ubicamos unos trozos de papel de aluminio en el agua y comprobará que quedarán como nuevos.
Recuerde que para que no se oscurezcan debe guardar éstos cubiertos lejos de la luz, y envueltos en papel de seda. 
No se deben lavar utensilios y bandejas de plata junto con los de acero inoxidable, es muy probable que se manchen.
Es muy importante que seque totalmente los cubiertos y utensilios de metal, especialmente los de plata, para evitar que el agua y componentes dejen manchas.

Los cubiertos de acero inoxidable: Los más habituales de encontrar por su noble material. Se lavan con agua y jabón , aclarar y secar para que no pierdan su brillo. Se pueden poner en el lavavajillas, pero debe vigilar que el nivel de abrillantador sea el optimo. Las marcas de oxido se quitan frotando un trozo de corcho sobre la zona afectada.

Otra buena idea para

Limpiar cualquier clase de metal: es mojándolo con agua limpia. Aplicamos tres o cuatro gotas de un limpiador cremoso de nuestra confianza, pasamos sobre el metal y posteriormente enjuagamos con dos partes de agua y media de vinagre de alcohol y dejamos secar bien.

Autor: www.productosdelimpieza.com.mx