Cómo limpiar las ventanas

 

 

La luz natural es una de las cosas que aportan más vida a nuestro hogar y contribuyen a que nuestra casa luzca hermosa. Pero para ello también es necesario que nuestras ventanas estén limpias y sin marcas. En muchas ocasiones esto no es una tarea fácil, ya que los cristales se ensucian muy rápidamente, especialmente los ventanales y puertas de vidrio que sirven para pasar de una estancia a otra. De la misma forma, es necesario que utilicemos productos limpiacristales o soluciones caseras que nos ayuden a conseguir un buen resultado y que resulte más duradero. Si no sabes qué hacer para conseguir unos cristales impecables, no te pierdas este artículo de www.productosdelimpieza.com.mx sobre cómo limpiar las ventanas.

 

Instrucciones

 

Antes de proceder a la limpieza de las ventanas, deberemos limpiar el marco porque si lo hacemos al final, podemos volver a ensuciar los cristales, generando así trabajo doble.

 

Si los marcos son de aluminio, deberéis limpiarlos con una solución de agua caliente y detergente. En caso de que sean de madera, podéis usar un trapo suave mojado a partes iguales en leche desnatada y agua fría, o en té frío para maderas barnizadas.

 

Para limpiar los cristales, podremos usar productos limpiacristales específicos que encontraremos en cualquier tienda o supermercado, pero también podemos preparar nosotros mismos una solución casera. Prepararemos en un cubo una mezcla de agua tibia y amoníaco o con vinagre.

 

Nos será muy útil usar dos cubos para limpiar las ventanas: uno para limpiar y el otro para enjuagar. Deberemos cambiar el agua con frecuencia, especialmente del segundo, para conseguir buenos resultados.

 

Para secar los cristales, se recomienda usar papel de periódico limpio o un trapo suave. Nunca frotéis las ventanas sucias con un trapo seco, ya que rayaríais el cristal debido a la suciedad.

 

 

Consejos

 

Utiliza paños o trapos suaves para no rayar los cristales.

 

 

 

Autor: www.productosdelimpieza.com.mx