Cómo mantener las camisas blancas

 

Aunque las camisas y camisetas blancas son un básico imprescindible, útiles y versátiles, la realidad es que también son una de las piezas de ropa más difíciles de mantener en buen estado debido justamente a su color. Cualquier mancha se puede convertir en una pesadilla, pero además a medida que pasa el tiempo van tomando un tono amarillento que nada tiene que ver con el original.

 

Si siempre estás en la lucha para hacer que esos blancos luzcan perfectos, en www.productosdelimpieza.com.mx te damos algunos trucos para que descubras cómo mantener las camisas blancas y prolijas.

 

Instrucciones

 

Siempre, siempre, siempre debes lavar la ropa blanca junta y sin nada de color en la máquina. Este sencillo detalle hace una gran diferencia, evitando que las camisas y camisetas se tiñan o manchen con el color de otras prendas, uno de los factores más influye en que con el tiempo luzcan percudidas. Si no tienes suficiente ropa blanca para hacerlo entonces lo mejor es lavar a mano.

 

Atención con la cantidad de detergente que estás usando, pues mucha veces el exceso lejos de hacer que la ropa quede mejor lavada más bien da como resultado que las prendas salgan un poco pegajosas, lo que a su vez hace que la suciedad se pegue más a ellas, y cuando se trata de camisas blancas el efecto se nota enseguida.

 

Sigue las instrucciones de aplicación según la cantidad de ropa que estás lavando.

 

El cloro, lejos de lo que se piensa, no es el mejor aliado para las camisas, camisetas y ropa blanca en general, pues a la larga tiende a hacer que los tejidos se vuelvan amarillos. Úsalo solo cuando sea necesario.

 

Adquiere un producto de lavado especial para ropa blanca que ayude a eliminar manchas y mantenga el color. Un gran truco es colocar dentro de un calcetín un limón picado en rodajas, haz un buen nudo en el calcetín y mételo junto a tu colada.

 

El limón tiene potentes propiedades aclarantes y este pequeño truco casero hará que tus camisas y prendas luzcan mucho más blancas.

 

Cuando la prenda está muy manchada es conveniente remojarla en agua caliente con un poco de detergente, esto ayudará a que la mancha ceda para luego acabar el proceso en la lavadora. Es importante seguir esta recomendación con las camisas blancas ya que en este tono cualquier detalle se nota a simple vista.

 

Siempre que te sea posible seca tus camisas y ropa blanca al sol, esto te ayudará a mantener el color por más tiempo, así lo hacían nuestras abuelas y ¡les funcionaba muy bien!

 

 

Autor: www.productosdelimpieza.com.mx