¿Por qué reciclar?

Cada vez más personas toman conciencia de la importancia de llevar un estilo de vida en armonía con la naturaleza, y parte de esta responsabilidad ecológica se refleja en el manejo de la basura que generamos. A pesar de que existe información sobre como separar la basura, e incluso en varios estados de la República Mexicana existen leyes que obligan a hacerlo, muchas personas desconocen la importancia de esta medida y la forma correcta de hacerlo, por eso te presentaremos las acciones básicas sobre la separación de residuos sólidos.

El mexicano promedio produce cerca de 900 gramos de basura por día. Quizá no parezca mucho pero si lo multiplicas por el número de habitantes de tu ciudad, y luego por el número de días en un año, o por el número de años que la basura tarda en desintegrarse, te darás cuenta de que realmente se genera un cantidad exorbitante de basura. Otra cosa importante a considerar es que debido al aumento de la población cada vez se produce más basura pero hay menos lugar disponible para almacenarla.

No hace falta ser un genio para darse cuenta de que si continuamos así llegará un momento en el que ya no tendremos espacio suficiente para crear rellenos sanitarios, de ahí la importancia de separarla, reciclarla e incluso reutilizarla. Estos son algunos beneficios de separar la basura:

– Se alarga la vida útil de los rellenos sanitarios pues la basura se compacta mejor y ocupa menos espacio.

– Se facilita el reciclaje de los materiales reutilizables haciendo que disminuya el volumen de basura generada.

– Se puede elaborar abono o composta para plantas y jardines con los residuos orgánicos, en vez de utilizar químicos como fertilizantes.

– Se reduce la extracción de materia prima y se ahorran recursos como agua y combustibles.

– Con una cultura adecuada en el tratamiento de los residuos, disminuirá considerablemente la contaminación del agua, el aire y el suelo.

¿Cómo debemos separar la basura?

La forma más sencilla de separarla en nuestros hogares o lugares de trabajo, es clasificándola en orgánica e inorgánica. Los residuos orgánicos son todos aquellos que se generan de los alimentos (cáscaras de frutas y verduras, pan, etc.) y de las plantas (hojas secas, flores, ramas, etc.). El papel y el cartón también son orgánicos pero por el proceso que tienen que pasar para reciclarse se deben colocar con la basura inorgánica. Los residuos inorgánicos son todos aquellos que no tienen un origen natural o han pasado por algún proceso industrial y tardan más tiempo en desintegrarse (plástico, aluminio, tela, madera, etc.). Es recomendable que utilices bolsas de diferente color para cada tipo de basura, así será más fácil identificarlas. Si es posible también escribe en la bolsa de qué tipo de basura se trata.

Aunque aún hay muchos camiones recolectores de basura que no cuentan con contenedores para cada tipo de desecho y al depositar la basura se mezcla, el simple hecho de que ya vaya en bolsas selladas y diferenciadas, ayuda en el proceso posterior de selección y separación específica para poder ser reciclada. Ojalá este breve artículo te haya servido para entender mejor la importancia de separar la basura. Recuerda que esta es sólo una de las formas de contribuir al cuidado del medio ambiente y que si hacemos conciencia es un precio muy bajo el que tenemos que pagar para tener un ecosistema limpio y sustentable para generaciones futuras. Cada acción, por muy pequeña que parezca, contribuye para cuidar nuestro precioso planet

Autor:   www.productosdelimpieza.com.mx